Abuelitos parten abrazados después de 75 años de casados.

El amor verdadero sin duda si existe, muchas veces cuando pasamos por decepción amorososa pensamos que es culpa del amor o que esta escrito en el destino, en algunos casos puede que esté escrito, pero cuando estamos destinados amar a alguien no hay obstáculo que frene seguir lo que dicta el corazón y los sentimientos.

Tal es la historia que esta llena de verdadero amor, ya que estas personas estuvieron casados nada más y nada menos que 75 años y fue mucho mas allá de la muerte. La historia  e esta pareja comienza por allá cuando comenzaba la segunda guerra mundial en 1940, en ese entonces se casaron y desde aquél año jamas se separaron, cumpliendo así el juramento “Hasta que la muerte los separe”. un claro ejemplo de que el amor verdadero si existe.

Alexander, el tierno esposo amoroso, tenia ya varios problemas con su salud desde que llego a su vejez, debido a eso tuvo una fractura de cadera, por lo cual los médicos debían inmovilizarlo para que sus huesos se pudieran curar. Su amada esposa Jeanette no dudo ni un momento se pararse de él, a lo que decidió ser la encargada del cuidado de la salud de su esposo y vigilaba cada instante de él,. Debido al desgaste que eso le generó, lamentablemente ella también enfermó. Ya que sus hijos no podían cuidar del estado de salud de los abuelos Ambos fueron trasladados a un hogar de asistencia para abuelos para que así pudieran ser atendidos por especialistas.Lo mas tierno y triste a la vez, es que el deseo más grande de Alexander era que cuando los dos  murieran le permitiesen poder partir abrazados hacia el cielo.

Lo triste para todos es que unos días antes de cumplieran 75 años de casados ambos murieron cumpliendo su deseo. Ambos fallecieron el mismo día con unas horas de diferencia.

La hija estos tiernos abuelos que se fueron llenos de mucho amor, fue quien se encargó de tomar la instantánea del último abrazo de sus padres. La hija de estos abuelo dijo a medios locales que se siente orgullosa de que sus padres se hayan convertido en un claro ejemplo de que amor eterno si existe, incluso mas allá de la muerte.

Según palabras de la enfermera que atendía a la pareja, era ver la conexión que  ambos se tenían. Lo mas tierno y triste fue cuando Alexander notó que su esposa había fallecido le susurró al odio de su fallecida esposa “Te amo. Espérame, estaré ahí pronto”, Alexander murió solo unas horas después.

Esta historia es el claro ejemplo de que el amor si existe y mas en estos tiempos donde mas se necesita del amor de nuestros afectos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...................