Casi lograba una vacuna contra el COVID-19 y misteriosamente fue hallado muerto.

No cabe la menor duda de que la situación mundial se ha vuelto más alarmante debido al brote del COVID-19. Las consecuencias han sido preocupantes en el ámbito económico y aún no hay indicios de salir de ésta problemática sanitaria en un futuro muy cercano. Lamentablemente, el coronavirus ya ha logrado contagiar a más de 3,5 millones de personas en todo el mundo, de los cuales se han perdido más de 260.000 vidas, situación que se ha salido de control por parte de los científicos y médicos.

Mientras los expertos siguen trabajando constantemente para dar fin a todo ésto, un investigador médico de la ciudad de Pittsburgh que tiene por nombre Bing Liu, quien tenía 37 años de edad, había sido encontrado muerto en Pensilvania, precisamente en Ross Township, al norte de Pittsburgh, dentro de una casa con impactos de bala en la cabeza y cuello, según informaron las autoridades de ese territorio estadounidense.

Al cabo de una hora después de haber hallado el cadáver, habría sido hallada también una segunda persona, quien tenía por nombre Hao Gu, de 46 años, ea cual fue encontrado muerto dentro de un automóvil a poco más de un kilómetro de distancia. Presuntamente los dos hombres se conocían, segun fuentes policiales de Ross Township. Según los estudios preliminares, se cree que Gu había asesinado a Liu antes de regresar a su automóvil, donde se había suicidado. Sin embargo, las autoridades aún siguen investigando los hechos para determinar las posibles razones de éste asesinato.

Los compañeros de Liu en el Departamento de Biología Computacional y de Sistemas de la Universidad, habían declarado ante los medios que éste, «estaba determinando importantes avances para encontrar una posible respuesta efectiva ante los mecanismos celulares que subyacen a la infección por SARS-CoV-2 y la base celular de las siguientes complicaciones y así lograr encontrar una vacuna contra el virus».Sin lugar a duda ha sido una muerte muy misteriosa. Lo que sí, es que éste era un gran investigador y mentor, por lo que sus colegas se han comprometido a continuar con su investigación en un esfuerzo por rendir homenaje a su excelente científica.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...................